jueves, 26 de marzo de 2009

"Golosinas Ilustradas"




Siguiendo con el tema de libros de artista -los cuales me fascinan, tanto como los libros Pop-Up, encontré esta info que leí de la revista NAIF.
No todos los libros para niños son iguales. Hay libros casi sin letra, que apenas narran, que sólo sugiere...pero que sugieren mucho.
Son los denominados libros de artista, pequeñas obras de arte sin principio ni fín.

Los libros de artista forman un género propio y singular que vale la pena incorporara la lista de estímulos de nuestros hijos.
Sus autores son artistas, en muchos casos reconocidos, provenientes de diferentes ámbitos de la creación como el grafismo, el diseño industrial, la fotografía y la ilustración. Algunos nombres clásicos más conocidos son los italianos Bruno Munari y Enzo Mari, así como el japonés Katsumi Komagata ( en un antiguo post lo menciono). Las principales características de estos libros son la calidad de su concepción, la originalidad de planteamiento y , sobre todo, la diversidad de propuestas estéticas y comunicativas. Los materiales usados no son los comunes, su inventario es interminable: papel vegetal, tejidos, botones, plástico transparente, cartulina, madera, etc. Sus conenidos tampoco son los habituales: nada de planteamiento, nudo y desenlace; nitan siquiera hay siempre un orden en las páginas. Tampoco se trata jamás de dar un producto cerrado o hacer una valoración; aquí no hay buenos ni malos, no hay juicio por parte del auto, ni se pretende enseñar unos conocimientos en particular. Se pretende estimular la libre interpretación.
Tanto ultrapasan estas obras los límites tradicionales del libro que a veces hasta carecen de encuadernación, son un simple soporte creativo que puede adoptar múltiples formas y que se denomina libro de artista, libro objeto, libro artístico o simplemente libro alternativo según su autoría, forma y planteamiento.
El artista que hoy mantiene una producción más reconocida es Katsumi Komagata, un diseñador gráfico japonés heredero del arte de Bruno Munari, Komagata publica en su propio sello editorial, One Stroke. Sus libros están llenos de magia y sobre todo de poesía. Él es capaz decear imágenes poéticas para niños y hacérselas llegar con una técnica tan pura y sencilla como elegante al mismo tiempo, con formas simples y recortes de papel. Una colección suya, Little Eyes, ha marcado época.
Se trata de una serie de diez cajas de libros desplegables, ordenadas por edades.
La primera caja empieza con juegos y sorpresas en blanco y negro, más tarde se añaden los colores y la complejidad evoluciona hasta llegar a la figuración. La colección pasa por todas las experiencias sensoriales adecuadas a las diferentes edades y se basa en estudios pedagógicos.
La génesis creativa de Komagata tiene su pequeño episodio épico. De niño una vez le pidieron que pintara su escuela. Él lo hizo libremente, según le sugirió su íntima mirada, es decir, completamente en color rosa. El edificio era todo lo contrario, como no, así que sus maestros y progenitores mostraron una extrañeza y preocupación tan grandes que terminaron por traunatizar a Komagata. El autor, hoy, todavía trata de rebelarse ante aquel freno injustificado.

Algunos Títulos actuales:
* El Gran Bazar
V.V. Radunsky-Radunsky. Ed. kókinos

* Garabatos
Taro Gomi. Ed. Coco Books

* Agujeros
La Zoo. Ed. Coco Books

*The little Men Book
Andrea y Lorenza Branzi. Ed. Corraini

* A book of Lines
Paul Cox. Ed. Carradini

*Colección ya se dibujar
Ed. Combel

1 comentario:

"●"