martes, 19 de julio de 2011

¿Que sabor tendrá la coma?

Me como esa Coma!

Cambiar de posición una sola coma puede tener consecuencias. Cuentan que hace mucho tiempo un rey conmutó una dura resolución: «Perdón imposible, que cumpla su condena» por la clemencia: «Perdón, imposible que cumpla su condena». En este libro encontrarás diversas situaciones algunas, realmente divertidas en las que la coma (su presencia o ausencia, el lugar que ocupa) determina de una manera u otra la acción de los personajes. Después de leerlo, entenderás que es importantísimo no comerse las comas. ¡No te las comas!
(sinopsis del Libro)
Y en nuestro país se puede comprar!

Encontré  en el blog de Juliana Editoras un interesante post dedicado al libro en cuestión y extraje éste párrafo.
 "Detrás de las sitauciones divertidas y de las ilustraciones simples se esconde una enseñanza muy valiosa para todos: una coma no es solo un firulete entre palabras.

Una coma puede cambiar radicalmente el sentido de lo que se dice. En la oralidad, por supuesto que ese problema no existe. Todos sabemos poner las pausas correctamente cuando hablamos y, en el peor de los casos, el contexto nos ayuda a darnos cuenta."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"●"